Localizado en una de las parcelas del SUNP-7 de Jaén,  esta vivienda se ideó con la pretensión de abrir sus espacios interiores, para que el exterior y el entorno participaran de la misma, pudiéndose así enriquecerse mutuamente. De esta manera, el solar rectangular donde se asienta, con un fondo de 25 metros y una anchura algo mayor a 7 metros, podría dialogar con la ciudad, ampliándose la percepción del espacio construido.

El elemento formal más relevante en la vivienda es el núcleo de comunicaciones y el patio frontal, que se erigen a modo de tubos de iluminación natural, seccionando el conjunto en todos sus niveles. Esta estrategia proyectual permite que la luz inunde todas las estancias de esta construcción entre medianeras, ampliando la sensación espacial.

Esta arquitectura de dos niveles sobre rasante, alberga, en planta baja las estancias diurnas, que comprenden un despacho, baño, cocina, escaleras de comunicación y salón comedor, así como un patio trasero con piscina. Por su parte, en el nivel superior, aparecen tres dormitorios y dos aseos, ubicándose en la planta semisótano el garaje y en el sótano un trastero.

Con unas normativas urbanísticas estrictas en lo que respecta a lindes y superficies a proyectar, se modeló una vivienda de contrastes de colores, de materiales pulcros y líneas muy pulidas, cargada de modernidad y específicamente diseñada para que usuarios la sientan como única y especial.


Ubicación: Jaén
Superficie construida: 334,15 m²
Año del proyecto: 2010