Desde hacía meses se venía percibiendo la necesidad de acometer obras de contención, reparación estructural y refuerzo del muro existente en el lado norte del Parque de la Constitución de Torres, que además de limitar la vía de acceso a dicho espacio, contiene una travesía a una cota de más de seis metros respecto a la rasante.

Debido a las copiosas lluvias se produjo el colapso parcial del muro lo que motivó la intervención de urgencia.

La obra abarca todo el tramo, optando por la sustitución total del muro, reconstruyendo toda la directriz y aumentando su altura, incluyendo muchas mejoras que tienen que ver con la previsión municipal y la intención de resolver problemas. Por ejemplo, se ha ejecutado un armario de instalaciones con todas las canalizaciones necesarias para soterrar toda la instalación aérea e insegura que discurre por los accesos al parque.

También se ha aumentado la sección de la vía generando una alineación más lógica de vehículos. Se ha previsto la instalación de un punto de recogida de residuos, generando un espacio destinado a tal fin que permite la mimetización de los elementos de recogida.

Así mismo, se ha controlado la recogida de agua de escorrentía, evitando la entrada masiva de agua en el trasdós del nuevo mediante la ejecución de muros transversales además de un murete retranqueado que recoge y dirige tanto el agua como los posibles desprendimientos.

Por último, se ha reforzado la vegetación existente y se ha dotado de iluminación al conjunto, permitiendo recuperar un espacio tradicional con materiales propios del lugar.

Cabe destacar la impecable ejecución realizada por los medios técnicos y humanos del propio Ayuntamiento, perfectos conocedores de su entorno.