03. Proyectos de Urbanismo & Espacio Público

Nueva cubierta de graderío e iluminación del campo de fútbol Sebastián Barajas de Jaén

Recibimos el encargo de redactar el proyecto para la cubrición parcial de uno de los graderíos del Campo de Fútbol Federativo “Sebastián Barajas”, dentro de un proyecto también redactado por nuestro estudio, de reforma y mejora de las instalaciones. El promotor de las actuaciones es la Delegación en Jaén de la Real Federación de Fútbol…

Ver más

Reparación del muro de contención del Parque municipal de Torres

Desde hacía meses se venía percibiendo la necesidad de acometer obras de contención, reparación estructural y refuerzo del muro existente en el lado norte del Parque de la Constitución de Torres, que además de limitar la vía de acceso a dicho espacio, contiene una travesía a una cota de más de seis metros respecto a…

Ver más

Reforma espacio público. Torredonjimeno (Jaén)

El proyecto se desarrolla en la zona Sur-Oeste del municipio de Torredonjimeno. Se sitúa como límite de la ciudad, posicionándose al sur del borde construido. El levantamiento topográfico arroja una superficie de 3.751,35 m². Como punto de partida, se procedió a realizar un levantamiento topográfico completo y un estudio geotécnico del solar. Desde el inicio,…

Ver más

El Proyecto de urbanización es un documento técnico de planeamiento urbanístico, que no es otra cosa que el proyecto ejecutivo de las obras de urbanización de una calle, plaza, polígono (urbanismo), sector (urbanismo), barrio etc.

Proyecto de urbanización es el documento que define la propuesta urbanística en el nivel de más detalle, indica cómo serán las calles y las plazas, así como las zona verde, los taludes o margen de protección, etc., También define cómo y de qué manera se estructuran los servicio urbanos subterráneos o aéreos como: el alcantarillado, los suministro de agua, suministro de gas y suministro de electricidad, tanto de baja tensión como de media tensión y a menudo, también de alta tensión, el teléfono y otras red de telecomunicaciones, etc.

Si bien los instrumentos de planeamiento superior o de referencia de un proyecto de urbanización, como los plan parcial o plan especial ya indican y, frecuentemente, esquematizan los servicios urbanísticos, determinando algunos de sus parámetros, no es hasta que se redacta y se aprueba el proyecto de urbanización que las obras a realizar quedan definidas para que puedan ser ejecutadas.

Los proyectos de urbanización principalmente se hacen para concretar las obras de urbanización de los nuevos polígonos, pero el hecho de que todavía haya urbanizaciones antiguas en las que las calles, o no se urbanizar nunca y se debe hacer ahora, o van ser objeto de una urbanización deficiente que hay que reformar, acerca el proyecto de urbanización al ciudadano corriente, inexperto en el tema que además, ha de contribuir económicamente a las obras, mediante las «Contribuciones especiales» o la inclusión en una Unidad de actuación urbanística. Lo mismo se puede decir de la urbanización o la reforma parcial o total de la que existe en una población, o la peatonalización de los Centro histórico o comerciales, etc.

El proyecto de urbanización no puede cambiar el aprovechamiento urbanístico, ni las alturas de los edificios, ni las anchuras de la calle ni las rasantes fundamentales de las calles y plazas ni, en general, las determinaciones que corresponden a un instrumento de planeamiento urbanístico superior (principio de jerarquía normativa).

Dado que sus determinaciones no tienen, en general, la relevancia jurídica y económica de los demás instrumentos de planeamiento urbanístico a menudo es menospreciado como un documento secundario, lo que debe considerarse un grave error, sobre todo en las área urbana consolidada, ya que el proyecto de urbanización indica que habrá por delante las casas, qué anchura tendrán las aceras, como serán los bordillos, los vados, las farolas y las papeleras, etc. de toda la urbanización.

Debe asegurar su correcta integración con las infraestructuras y sistemas urbanos. Precisa de un buen conocimiento del medio físico, social y económico que se obtiene a través del análisis según los métodos de la geografía, la sociología y demografía, la economía y otras disciplinas. El planeamiento urbanístico es, por tanto, una de las especializaciones de la profesión de urbanista, aunque normalmente es practicado por arquitectos (mayoritariamente) y también por geógrafos, ingenieros civiles y otros profesionales, en los países en los que no existe como disciplina académica independiente.

Sin embargo, el urbanismo no es sólo el planeamiento, sino que precisa gestión lo cual conlleva organización político-administrativa.

La planificación urbana se concreta en los Planes urbanísticos, instrumentos técnicos que comprenden, generalmente, una memoria informativa sobre los antecedentes y justificativa de la actuación propuesta, unas normas de obligado cumplimiento, planos que reflejan las determinaciones, estudios económicos sobre la viabilidad de la actuación y ambientales sobre las afecciones que producirá.

La planificación urbana establece decisiones que afectan al derecho de propiedad, por lo que es necesario conocer la estructura de la propiedad y establecer cual puede ser el impacto de las afecciones a la propiedad privada sobre la viabilidad de los planes.