En CUENCAMONTES realizamos trabajos específicos de ingeniería dirigidos por Antonio Cuenca, ingeniero titular del estudio.

En este caso, el reto consistía en realizar dentro de unos plazos estrictos y exigentes, una completa planta de tratamiento, cocinado y envasado de comida totalmente ecológica, teniendo que cumplir los estándares más exigentes que la certificación “ecológico” exige.

Además, tuvimos que trabajar coordinados con empresa, instaladores y administración local y autonómica para dar cumplimiento estricto a todas las exigencias técnicas y legales.

La ejecución de la obra correspondió a Júcar, empresa especializada en instalaciones complejas, lo que, sin duda, fue determinante para la correcta ejecución de una instalación específica y exigente.

Hoy, una empresa familiar de amplia trayectoria, dispone de una moderna planta a la vanguardia de la técnica y al servicio de sus clientes.

Desde CUENCAMOTNES queremos agradecer la oportunidad que se nos brindó para  realizar este ambicioso y exitoso proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *