En enero de 2019, entró en funcionamiento la Unidad de Atención al Ictus, ubicada en la sexta planta del Hospital Neurotraumatológico de Jaén. Esta Unidad da una respuesta de calidad, especializada e integral a este grave episodio neurológico y se ha estimado que atenderá a 1.500 pacientes cada año. Un proyecto muy complejo y exigente del cual nos sentimos especialmente orgullosos.

El proyecto de reforma y adaptación de la sexta planta del Hospital Neurotraumatológico de Jaén ha supuesto la incorporación de los últimos avances médicos y asistenciales que actualmente existen en Neurología. El proyecto surgió de la necesidad de incorporar para la provincia una Unidad de Atención al Ictus, como respuesta rápida ante este tipo de episodios, incorporando espacios de hospitalización, con un hospital de día, consultas médicas específicas y todo el espacio administrativo necesario para los profesionales, de modo que en una única planta se pudiera desarrollar todo el programa funcional de dicha especialidad médica.

Contando con una geometría muy rígida, propia de los edificios hospitalarios de la época, se ha intentado dotar al conjunto de conceptos que mejoren la estancia del paciente en el hospital y al profesional de un entorno que permita el desarrollo de su actividad en condiciones óptimas. Se han diferenciado tres espacios principales que debían ser perfectamente reconocibles por el usuario, en las que se ha jugado con diferentes materiales y colores en las habitaciones, los aseos y zona exterior, con especial cuidado a las zonas de atención. Con estas premisas se ha proyectado un espacio lleno de soluciones específicas que abarcan desde la elección de los materiales, las tonalidades y la combinación de colores, hasta la incorporación de instalaciones adaptadas a las necesidades actuales dentro de un entorno anticuado, casi obsoleto.

Otro aspecto importante del proyecto es la incorporación del Módulo de Presos que debía convivir de la manera más natural posible con el resto de usos, recorridos, pacientes y profesionales de la planta. Su ubicación responde a estas determinaciones, además de la normativa específica que regula dichos espacios.

En definitiva, ha supuesto un reto técnico y de diseño para nuestro estudio, siendo también una apuesta por espacios hospitalarios de calidad. Parece imposible adaptar espacios diseñados en otra época, con otras técnicas y otras necesidades a las nuevas técnicas médicas, diagnósticas y proyectuales, siendo únicamente posible conseguirlo con el esfuerzo de técnicos, profesionales médicos y administraciones, junto a un conjunto de arquitectos que disfrutan proyectando y construyendo espacios que mejoran la calidad de vida de los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *